ArequipaEl Gran Sur

Falleció el esposo de Celia Capira, la mujer que corrió tras el presidente Martin Vizcarra

El presidente de la República, pidió disculpas a la señora Celia Capira y lamentó la muerte de su esposo, víctima del COVID-19, en la región Arequipa.

La joven madre suplicó al presidente Martin Vizcarra ver la crisis que afronta el hospital COVID-19 por el coronavirus. Su cónyuge tuvo que esperar hasta 5 días por una cama de hospitalización.

Lamentable. Celia Capira perdió este martes a su esposo Adolfo Mamani Tacuri (57), quien batallaba contra la COVID-19. La pareja atravesó toda una pesadilla al buscar atención médica. Tal fue la indignación, que Celia no dudó en correr tras de la camioneta en la que se retiraba el presidente Martín Vizcarra, del hospital Honorio Delgado en Arequipa. Esa vez, no pudo evitar romper en llanto al rogar al mandatario constatar el colapso del nosocomio y las condiciones bajo las cuales eran atendidos los pacientes infectados con el virus.

“Señor presidente, tiene que ir a ver las carpas”, rogaba la mujer mientras veía alejarse al jefe de Estado. “¿Por qué son así, por qué el presidente no va a ver las carpas?, por favor, solo ve la pantalla, son unos malos”, dijo la mujer con la voz quebrada y los ojos llenos de lágrimas. No era para menos, su cónyuge llevaba 5 días instalado en una carpa esperando una cama de hospitalización.

Lo que vio Celia Capira en el periodo que cuidó a su esposo explica su consternación y tristeza. La mujer contó que el domingo 12 de julio, el padre de sus tres hijos comenzó a presentar la sintomatología propia del coronavirus. Dos días después, llevó a Mamani Tacuri al hospital Honorio Delgado. Debido al colapso del nosocomio, no tuvieron más remedio que esperar la atención medica en una carpa, soportando el embate del frío nocturno.

Capira contó que vio morir a más de 30 personas en los cinco días que demoraron en hospitalizar a su esposo. Recordó haber presenciado la muerte de pacientes que estaban sentados en carros o en las sillas de ruedas. También fue testigo de la desesperación por obtener los balones de oxígeno y el trato que recibían los infectados con el virus.

“Las personas que se están muriendo son las mayores. No les dan prioridad. Ya no les toman interés, solo esperan que se mueran. Mucha gente trae a sus enfermos y los abandonan si tienen COVID-19. Yo no puedo abandonar a mi esposo, porque tengo niños menores en mi casa. Yo lo amo a mi esposo, es mi vida. No puedo dejarlo. Voy a estar ahí, hasta que Dios le dé vida”, decía días atrás.

El presidente de la República, Martín Vizcarra, pidió disculpas a la señora Celia Capira y lamentó la muerte de su esposo, víctima del covid-19, en la región Arequipa e indicó que pone a disposición al Gobierno para lo que necesite.

«A nosotros nos duele como propia la muerte de todas las personas que han sufrido el covid-19 y vamos a seguir haciendo esfuerzos para seguir derrotando este mal que tanto daño hace a la humanidad, pero tenemos que hacerlo juntos», señaló.

El jefe de Estado sostuvo que un signo de su Gobierno es escuchar a la gente y que siempre trata hacerlo, aunque no siempre el tiempo le alcance.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar